¡Capusotto en 3D!

Peter Capusotto y sus videos se agranda y tridimensionaliza para la pantalla grande. Dirigida por Pedro Saborido y respetando el equipo técnico del programa de tele, prometen estrenarla antes de fin de año. HC fue el único medio que vivió el primer día de rodaje de la película que acercara el delirio cómico y cósmico de Jesús de Laferrere y demás criaturas divinas a las salas argentinas.
Imágenes del rodaje.
Imágenes del rodaje. Fotos: Juan Ulrich.

Nota publicada en la edición impresa del número de julio.

“Esta peluca me oprime tanto la cabeza que me va a dar un ACV”, espeta Diego Capusotto, arreglado como un cuarentón que se resiste a madurar, en el primer día de rodaje de la película basada en Peter Capusotto y sus videos. Sí, es un hecho, se están filmando en HD las primeras escenas, y va a estrenarse "antes de fin de año", según enfatiza el actor. Como la de Los Simpsons, la de South Park, la de The kids on the hall o la de Beavis and Butthead, pero en versión argenta y para todos. Esa suerte de kidult o pendeviejo es un personaje que no vimos en televisión, un tipo que hará morisquetas y que tendrá dos hijitos, quienes, en la realidad, son hijitos de un miembro del equipo. El estilo “me arreglo con lo que tengo antes que nada” que trasunta en la tele, va a seguir en la pantalla grande. Y no es que el “me arreglo con lo que tengo” sea tan fácil de hacer. Requiere ingenio para las ideas y pericia técnica. Se vale, además, de apuesta estética ultra personal que incluye cromas, vestuario de feria americana, cotillones, animalitos embalsamados y otras miles de yerbas.  

“El eje temático de la película es el entretenimiento. Estuvimos trabajando con Pedro seis meses en el guión. Tiramos muchas ideas, hay cosas que ya ni recuerdo bien. Nos quedamos con varios relatos más desarrollados que en la tele. Todos comparten ese hilo conductor relacionado a las cosas que se venden para entretenernos”, explica Capusotto, ahora caracterizado como el inefable cliente de Pizzería los Hijos de Puta y Heladería Los dos gustos, dos comercios de Gerly que la demoledora voz de Pedro Saborido promociona en la tele, aclarando que no tienen teléfono.Un par de anteojos gigantes para ver 3D, completan el traje de rigor, con los lienzos demasiado cortos y las medias blancas. Debidamente maquillado, el hombre que entregó más de un centenar de personajes en la televisión pública con un programa de rock, se pasea entre el equipo técnico. “Esta es la misma gente que forma parte de PCYSV, sumada a más gente que vino a ocuparse de todo lo que tiene que ver con el cine en formato 3D. Fotografía, cámara, sonido, etc”, comenta a la espera de que Saborido y el DF terminen de definir el plano. La dinámica de trabajo es prácticamente una reproducción de la de las grabaciones de PCYSV. Incluso la locación es la misma. El mayor número de personas y fierros circulando, es lo único que varía. Todos tienen buena onda, hay risas a cada final de toma, la utilería rebosa en desorden desde las sillas y no está prohibido el cigarrillo. Un baño de soda empapa al cándido cliente de Los Hijos de Puta. Suena el “corte” y todos explotan de la risa. “¿Da para una retoma?” ríe más alto Saborido. Quedará para el final, cuando la ropa se haya secado. Llegarán los clásicos tiempos muertos para el actor de cine. “Cada vez miro más películas y las disfruto más y mejor. Y cada vez me sorprendo más de que ese fluir de la pantalla se alcance mediante un proceso tan fragmentado como este. Acá estamos haciendo humor. Pero jugar una escena dramática con otro actor o actriz, y tener que cortarla en lo más alto para cambiar el plano es difícil”, reflexiona.

Va cayendo la tarde y a la mente de esta cronista viene la idea de que ver Violencia Rivas, Jesús de Laferrere, Bombita Rodríguez y Pomelo en cine, parece una propuesta ficticia de la THC, pero es algo concreto que se va haciendo realidad entre toma y toma.