Camino a Cuyo

Entre el 4 y el 11 de septiembre, se realizará la tercera edición del Festival Mirada Oeste, en la ciudad de Godoy Cruz, provincia de Mendoza. Aquí, lo que hay que saber sobre el festival.
Una sala armada para el Festival Mirada Oeste.
Una sala armada para el Festival Mirada Oeste.

 

“Godoy Cruz es una ciudad con recuerdo de pueblo”, resumen en el sitio Web de Miradas Oeste. Esa ciudad, ubicada en la zona metropolitana de Mendoza, es la sede elegida para el mayor evento cinematográfico de esa provincia.

En esta tercera edición, como nos cuenta Gabriela Testa, subdirectora de turismo de Godoy Cruz y cara visible del festival, “el Mirada Oeste extiende su duración de cuatro días a una semana, y al igual que el año pasado, tiene una previa que comienza el 10 de agosto, durante la cual hacemos proyecciones de films y cortometrajes en veinte escuelas primarias y secundarias de nuestra localidad”.

Mendoza es un destino cada vez más elegido como locación. Testa nos cuenta que “en la actualidad existen 11 proyectos audiovisuales en marcha gracias el apoyo del INCAA”.

La locación central del festival es el cine Teatro Plaza. Además incluye bodegas, bares ilustres, edificios patrimoniales y un autocine montado especialmente para la ocasión. Y desde este año, cuenta Testa, “ampliaremos la cobertura geográfica del Festival, incluyendo proyecciones en salas de la Capital mendocina y la localidad de Chacras de Coria”.

Como es sabido, el circuito comercial de distribución de películas suele ser acotado y los festivales aparecen, muchas veces, como oportunidades para mostrar un cine que no es el que llega a las grandes salas. Testa nos explica que “tratamos de traer cine que no haya tenido estreno comercial, pero como también tenemos una propuesta social, no ignoramos material de calidad que sí haya sido estrenado para que llegue a gente que no accede a las grandes cadenas cinematográficas”.

En esta oportunidad, Mirada Oeste ofrecerá, entre otras novedades, el estreno de Road July, largometraje de Gaspar Gómez, y del trailer de otro film local, La pasión de Verónica Videla, del director Cristian Pellegrini. Desde ya que como parte de los objetivos del festival, se impulsa el fomento del cine de Mendoza. Por eso, a pesar de que la competencia de cortometrajes tenga carácter nacional, se generan otras instancias de proyección no competitiva con presencia especial de material local.

Además de las proyecciones, el festival propone capacitaciones. Este año, los talleres estarán orientados a la realización de video clips, la aplicación de técnicas y herramientas para el 3D y la producción de cine.

Todas las propuestas del festival son de acceso gratuito. Esto tiene que ver con objetivos de orden integrador. Como explica Testa, se trata de “ofrecer en forma gratuita la posibilidad de disfrutar, en compañía y en pantalla grande, los títulos más renombrados del cine nacional de actualidad, y que definitivamente apuntan al público general. Esto se logra llevando el cine a la unión vecinal, al centro de jubilados o invitándolos a disfrutar de una de las dos sesiones de autocine que se montarán especialmente en uno de los espacios verdes de nuestra ciudad”.

Las expectativas que Gabriela Testa y su equipo tienen para esta tercera edición de Mirada Oeste están puestas en alcanzar objetivos vinculados al posicionamiento del festival en la agenda de festivales nacionales de cine y apuntar a la consolidación de una red de festivales a nivel regional, siempre con un propósito de integración social y democratización cultural.

 

 

SECCIONES DEL FESTIVAL

 

Además de la sección Cine Nacional y las retrospectivas de figuras importantes de la cinematografía argentina, cuyos contenidos esperan a ser confirmados este mes, Miradas Oeste contará con las siguientes categorías:

 

COMPETENCIA DE CORTOMETRAJES

“El jurado de preselección lo componen representantes de instituciones vinculadas al cine con sede en nuestra provincia: AMCAA (Asociación Mendocina de realizadores de cine y artes audiovisuales), Escuela Regional Cuyo de Cine y Video, y ESCAAD (Escuela de animación y artes digitales de la UNC). Para componer el jurado oficial hemos invitado a Paula Sánchez del SICA, Néstor Moreno del AMCAA, los directores de cine local Gaspar Gómez y Cristian Pellegrini. Tratamos de que provengan de distintos lugares para que la mirada sea democrática. El jurado es siempre variado pero con ojo especializado”, cuenta Gabriela Testa.

La competencia tendrá dos categorías: mejor cortometraje de ficción y mejor cortometraje de ficción “corto novel”, para óperas primas. El primer premio para la primera categoría consiste en una suma de $ 8.000. El primer premio para la segunda, consiste en $ 4.000.

 

 

CINE EXTRANJERO

“En esta ocasión se incluirá una Muestra de Cine Polaco: es una referencia mundial con nombres como Wajda, Zanussi, Kawalerowicz y tantos otros. Asimismo, se ofrecerá Cine Chileno: la historia en común y la cercanía geográfica de Mendoza a las principales ciudades chilenas, generan la “necesidad” de presentar las producciones del país trasandino. En esta ocasión llegarán de la mano de los hacederos del Festival de cine de Viña del Mar, un evento cultural con más de 40 años de trayectoria”, explica Testa.

 

Nota publicada en la edición impresa del número de agosto.