Competencia Argentina: entrevistas con los directores

Quinta entrega. Eugenia Sueiro presenta Nosotras sin mamá: “Trata de tres hermanas, Teresa, Amanda y Ema, que quedan accidentalmente encerradas en la casa de la infancia después de la muerte de su madre.” Con motivo de la 26ª Edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata (del 5 al 13 de noviembre), Haciendo Cine entrevista a los directores de las diez películas que participarán de la Competencia Argentina.

 

¿De qué trata la película y qué desafíos se plantearon al hacerla?

 

Nosotras sin mamátrata de tres hermanas, Teresa, Amanda y Ema, que quedan accidentalmente encerradas en la casa de la infancia después de la muerte de su madre. El tiempo de la historia es el tiempo de duración de la peli, es decir, unas horas en este devenir entre ellas. El desafío tuvo que ver con lograr contar un vínculo profundo, complejo y brutal como es la hermandad. Elegimos hacerlo sin mostrar ninguna situación muy crítica sino a través del devenir del modo de relacionarse mientras intentan decidir cuestiones como la venta de la casa de la madre y lo que a cada una le pasa con eso.

 

¿Cómo fue el proceso de producción y con qué apoyos contaste?

 

Arrancó en 2008, cuando con Vero Sabán, productora de la peli y muy amiga mía, presentamos la carpeta al INCAA para pedir un subsidio. De ahí en más, fuimos buscando otros apoyos y ahí se sumó la FUC, la escuela dónde estudié cine, Neo-design, Mandrágora, y Tres mentes. Cada uno nos fue ayudando con su aporte. Debo decir que la película es una ópera prima que cuenta con un presupuesto bastante acotado, y fue posible gracias a la comprensión monetaria que tuvimos para ofrecerle a todos los que trabajaron en la película. También al diseño de producción, que siempre estuvo en escala con la peli, y, por último, algo que fue definitivo y que tenía que ver con la historia, es la concepción de producción que la historia requería, es decir una única locación, tres protagonistas y un período de tiempo acotado. Todo eso ayudó mucho a preparar desde la producción una película posible donde no se resignó ninguna herramienta a la hora de dirigir. Le dimos mucha importancia al tiempo de desarrollo de la película, en el que elegimos la gente con la que íbamos a hacerla, la locación y a las tres actrices. Después de estar seguras de eso comenzamos con una preproducción de tres semanas y un rodaje que duró casi un mes.

Otra cosa importante es que nos pusimos fechas alrededor de cinco meses y eso lo cumplimos a rajatabla. Para mí era fundamental que, con los escasos recursos, pudiésemos hablar de tiempos con la gente y comprometerla asegurándole que en esas fechas íbamos a trabajar. Luego vino la etapa de montaje que habrá durado unas cinco semanas y después la etapa de sonido. Algo importante es que yo había decidido desde siempre no trabajar con música en la película, pero después de casi tres meses de terminar con el sonido me di cuenta de que me perdía de una herramienta expresiva fundamental. Recién ahí se compuso la música, lo que inevitablemente nos obligó a volver a pasar por sonido. Y ahora contamos con la película terminada pero en un disco rígido y esperando para entrar, ni bien se termine el Festival, en el ampliado y el revelado a 35mm.

 

¿Cómo te definís como directora?

 

Creo ser alguien que intenta oír al otro y estar atenta a lo que le sucede para poder comprenderlo e intentar acercarme y transmitirle el mundo que quiero contar. Me importa y me seduce ese momento de la comunicación donde las personas dejan de lado ciertas cuestiones e intentan compartir algo de sí. Lo que me conmueve es el ser humano y los intersticios por los que se mueve para vivir sus caminos. Si a veces hay una historia, o si aparentemente no la hay, es algo que poco me importa. Lo que me interesa es ver la acción del otro en relación con quién es, con quién desea ser, con sus miedos y torpezas. La fragilidad que todos poseemos y que en general intentamos ocultar, descorrer ese velo, es algo que me interesa mucho a trabajar.

 

¿Qué películas de los últimos años creés que tuviste de referencia a la hora de hacerla?

 

Eso es muy difícil de contestar porque estamos influenciados por todo lo que vivimos y vemos. Puntualmente vimos con Paola Rizzi, la DF, dos películas: Persona y Crímenes y pecados. Tenían ciertas cuestiones de cámara y del blanco y negro.

 

¿Qué expectativas tenés para la película, una vez que termine el festival?

 

Por un lado estrenarla, y esto sería para el 23 de febrero del 2012. Y la verdad es que uno cuenta porque hay un otro, así que cuantos más otros haya, mejor.

 

 

Mini bio

 

Eugenia Suerio estudió Licenciatura en Cinematografía en la FUC, en donde terminó la cursada en 1996. Cuando era niña se topó cerca de su casa con la filmación de una película. Ese encuentro la impactó y decidió que quería hacer cine. Ingresó a la Universidad del Cine con el deseo de contar historias. Desde entonces trabajó con Daniel Burman, Alejandro Agresti, Lucrecia Martel, Anahí Berneri, Sergio Renán, Albertina Carri y Walter Salles, entre otros. Realizó la Dirección de Arte de numerosos films, entre los que se destacan La mujer sin cabeza, de Lucrecia Martel, EncarnaciónUn año sin amor, de Anahí Berneri, Derecho de familia y El abrazo partido, de Daniel Burman y Diarios de Motocicleta, de Walter Salles. También participó en otros films como asistente de arte y ambientadora. Nosotras sin mamá es su ópera prima.

 

 

 

Proyecciones de Nosotras sin mamá en el Festival de Mar del Plata:

 

Domingo 6/11    13:00hs     Teatro Colón / Hipólito Yrigoyen 1665

Domingo 6/11    19:30hs     Teatro Colón / Hipólito Yrigoyen 1665

Lunes 7/11          15:30hs     Teatro Colón / Hipólito Yrigoyen 1665

Entrevistas anteriores:

 

1. Entrevista a Nicanor Loreti, director de Diablo.

2. Entrevista a Mariano Galperín, director de Dulce de Leche.

3. Entrevista a Sebastián Deus, director de TV Utopía.

4. Entrevista a Baltazar Tokman, director de Planetario.