Dos argentinas bien recibidas en Venecia

El campo, de Hernán Belón, y Accidentes gloriosos, de Mauro Andrizzi y Marcus Lindeen, fueron elogiadas en el 68ª Festival Internacional de Cine de Venecia.
Mauro Andrizzi, director de Accidentes gloriosos

Esta edición, que se desarrolla desde el 31 de agosto hasta el 10 de septiembre próximo, proyectó el viernes pasado, inaugurando la Semana de la Crítica del Festival, la película El campo, de Hernán Belón. Se trata de un thriller psicológico que relata los temores y angustias sobre la maternidad y la muerte que tiene una pareja que se va a vivir al campo con una hija. "Me parecía interesante que el espectador compartiera con la madre los peligros, los temores. Esos peligros no eran la realidad", reconoce Belón. El campo compite también por el Premio León del Futuro a la mejor ópera prima. Se estrenará en marzo del 2012 en nuestro país.

Por otro lado, se presentó ayer lunes en el mismo evento Accidentes gloriosos, del argentino Mauro Andrizzi y el sueco Marcus Lindeen. El film es una coproducción entre Suecia, Dinamarca y Argentina que participa dentro de la sección Horizontes. La cinta de 60 minutos es narrada por una voz en “off” que repasa las oníricas historias de varios personajes que muestran sus obsesiones, sus perversiones e, incluso, sus instintos sexuales. A la pregunta sobre cómo surgió la historia, Andrizzi respondió: "La única explicación que puedo dar es que hubo una gran conexión y que fue una buena experiencia y este es el resultado final".