Kevin Smith arma polémica en Sundance

Fanáticos religiosos hicieron una manifestación durante la presentación de su nuevo film y Smith anunció que él mismo lo distribuirá.
Kevin Smith en la manifestación

El director de Clerks presentó su nueva película en el festival. Se trata de Red State, la primera incursión del director en el terror, en la que un grupo de chicos se encuentra con un grupo de religiosos extremistas que quieren que paguen por los pecados cometidos.

La historia no solo trata la intolerancia religiosa, sino que además, se basa en Fred Phelps y su grupo de fanáticos, llamados "Iglesia Bautista Westboro".

Como lo habían anunciado, los seguidores de Phelps llevaron a cabo una manifestación en contra del film durante su presentación, este domingo. En respuesta, Smith armó una contramanifestación, con carteles en los que se leían frases como: “Dios odia los pases de prensa”, “Dios odia los días lluviosos y los lunes”.

Luego, al finalizar la presentación, y a pesar de que había dicho que iba a subastar su film entre los distribuidores que estuvieran interesados, Kevin Smith se compró la película a sí mismo por 20 dólares. Su intención es controlar él mismo la distribución de la cinta, negociando con los exhibidores de las salas, que pueden contactarlo por medio de su página web. Así, emprenderá un viaje de ciudad en ciudad, llevando su  nuevo trabajo y con la esperanza de recuperar los 4 millones de dólares invertidos. Al día de hoy, ya tiene casi 15 proyecciones confirmadas, que arrancarán el 5 de marzo en el Radio City Music Hall, en Nueva York.

También anunció su próximo y último proyecto: Hit somebody, una comedia relacionada con el hockey sobre hielo.