¿Quieres ser Spike Jonze?

Se estrena Ella, última película de un director ecléctico y siempre en sintonía con las tendencias de su época.
Joaquin Phoenix y Jonze, en el rodaje de Ella.

Adelanto de nuestro número de marzo, a la venta a partir de esta semana. Allí se podrá leer, además, una crítica de la película.

La figura de Spike Jonze, como la de varios cineastas de su generación (Wes Anderson, P. T. Anderson, Sofia Coppola), está basada en la creación de un personaje. El nombre original de Jonze es Adam Spiegel; su alias artístico hace referencia al divertido músico Spike Jones. Sus comienzos fueron como fotógrafo y más tarde como editor de revistas dedicadas a la cultura juvenil. Pero, más que entrar en detalles, lo importante es notar cómo el eternamente joven director siempre estuvo atento y en sintonía con las tendencias de la época y el espíritu de su tiempo: los skaters, la moda callejera, la cultura hip hop. Era inevitable su encuentro con el mundo de los videos musicales y la publicidad.

La carrera de Jonze en estos medios es tan extensa como significativa. Sus trabajos realizados en colaboración con músicos como Fatboy Slim y Björk no solo sirvieron para establecer los nombres de esos artistas, sino también para pavimentar el camino de Spike en su inevitable carrera hacia Hollywood. Aquí es donde aparece el nombre de Charlie Kaufman, ignoto guionista que hasta ese entonces solo había colaborado en olvidadas series televisivas. El cruce de estos dos autores daría uno de los más originales dípticos surgidos de una dupla director/guionista: ¿Quieres ser John Malkovich? (1999) y El ladrón de orquídeas (2002), obras inclasificables e historias que hasta ese momento parecían imposibles de ser trasladadas (y con éxito) al cine. La destreza visual de uno para llevar adelante las intrincadas y divertidas metaficciones del otro logró una fusión tan original como irrepetible. Si, como supo decir el músico Stephin Merritt, en estos días todo se dice entre comillas, Jonze y Kaufman fueron los que mejor lo entendieron.

El siguiente paso de Jonze fue la adaptación de Donde viven los monstruos (2009), libro clásico de la literatura infantil del autor Maurice Sendak. Esta vez dejó de lado la ironía y el ingenio (con un guion en colaboración con el escritor Dave Eggers) para describir con precisión los años de la niñez y las formas de superar la soledad.

Pero volvamos un poco atrás en el tiempo. Alrededor del año 2000, Jonze fue uno de los creadores de la serie televisiva Jackass. Johnny Knoxville y el resto de la pandilla fueron los encargados de llevar la televisión a un lugar en el que nunca antes había estado. Esta suerte de reality show en la que un grupo de adultos descerebrados se autoinfligían las más originales y atroces pruebas (que incluían golpes a los genitales, vómitos y defecaciones varias con el fin de ¿divertirnos?) tuvo, más tarde, varias versiones cinematográficas.

El último trabajo de Jonze como director, hasta ahora, es la película Ella, y esta es la primera vez que trabaja con un guion propio y en solitario. Ella es una película sensible, tanto que todo el tiempo roza la sensiblería. En 2013 también se estrenó El abuelo sinvergüenza, de Jeff Tremaine, nuevo ataque a las buenas costumbres de la horda de Jackass, en la que Jonze es productor y colabora en el guion. Entre la híper (y hipster) sensible historia de amor de Ella y la de un atrevido abuelo que no puede contener sus flatulencias, en ese lugar imposible de congeniar, se encuentra el universo de Spike Jonze.

Ella

Spike Jonze

Estreno: 13 de marzo

2013 / Estados Unidos / 126 minutos

UIP