Cornelia, frente al espejo cumple un año en los cines

El film de arte de Daniel Rosenfeld estrenado el 4 de octubre pasado en cuatro salas de Buenos Aires logró la milagrosa gesta de mantenerse en pantalla hasta hoy. Estuvo nueve semanas y media en Cinemark Palermo y acumuló en total casi 15 mil espectadores en todo el país, 5.400 de ellos en el MALBA. Todos los sábados de octubre se exhibe en ésta última sala, a las 20 hs.

Hace años que la voracidad cada vez mayor de los tiempos de exhibición no da respiro. Menos, si se trata de pequeñas películas de arte locales. Sin embargo, a un año de su estreno en solo cuatro copias en 35 mm en el MALBA, Cinemark Palermo, Atlas Patio Bullrich y Showcase Norte, Cornelia, frente al espejo todavía sigue en el MALBA (los sábados de octubre a las 20 hs). En su primera semana de exhibición había alcanzado los 2.460 espectadores y para fines del año pasado ya llevaba acumulado 7.394. En pocas salas pero dando tiempo para que se generara el boca a boca, la película que respecta los diálogos íntegros de Silvina Ocampo y protagonizada por Eugenia Capizzano, Leonardo Sbaraglia, Eugenia Alonso y Rafael Spregelburd, acumula 5.443 espectadores por sus proyecciones en el MALBA y 2.057 en el interior del país -las salas de Espacios INCAA La Plata y Córdoba, Auditorium Mar del Plata, Mendoza, Villa María y Unquillo-.

En total, según confirmó el responsable de ZetaFilms Carlos Zumbo a HC, Cornelia... acumula al día de hoy 14.894 espectadores. Sobre este interesante caso y sobre su permanencia en una sala como el Cinemark Palermo, nos decía dos meses atrás Daniel Rosenfeld : “Por suerte la regulación del INCAA obliga a los cines a tener una cantidad de películas argentinas por trimestre y Zeta Films consiguió esa sala. A las dos semanas de estar en cartel en el Cinemark Palermo se inquietaron porque cumplíamos la media; a la cuarta semana, todo era pura tensión porque ellos tenían que estrenar James Bond; imaginate las caras a la semana número 9 en cartel.. Zeta Films ha traído películas como La cinta blanca y Tabú, nunca había tabajado con una argentina. En este caso creo que se sentía muy presionado por la sala, porque es la sala quien luego le abre juego para estrenar otras películas de cinearte. Yo entiendo la posición de todos, pero no podía permitir quitar la película, que saliera de cartel si la gente iba, hubiera sido un disparate después de 3 años de trabajo”.

La entrevista completa, acá.