Eduardo Casanova suelto en Buenos Aires

Invitado por el 2° Festival Internacional de Arte Queer, con la colaboración de CCEBA, el actor y realizador español Eduardo Casanova,director de "Pieles", llegó a Argentina para presentar el viernes 6 de diciembre a las 21 horas sus cortos y largometraje.

Invitado por el 2 Festival Internacional de Arte Queer, con la colaboración de CCEBA, el actor y realizador Eduardo Casanova llegó a Argentina para presentar el viernes 6 de diciembre a las 21 horas sus cortos “La hora del baño”, “Jamás me echarás de ti”, “Eat my shit”, y “Lo siento mi amor”, antecedentes y continuación de su primer largometraje “Pieles”, disponible en Netflix y que contó con la producción de Alex De la Iglesia.

El revolucionario director, que hace días anunció el rodaje de “La Piedad”, coproducción con Argentina protagonizada por Ana Belén (que regresa a los cines luego de 16 años de ausencia), cuenta fuera de la entrevista que admira y le gustaría trabajar con Sofía Gala y que cuando dirige sólo piensa en el espectador en la segunda reescritura del guión y en la promoción. HaciendoCine habló en exclusiva con este talentoso español que ha generado propuestas diferentes en la línea de Carlos Vermut o Aritz Moreno.

¿Sensaciones de estar nuevamente en Argentina?

Siempre que vengo me siento comodísimo, la anterior vez vine con la cabeza negra, completamente bloqueado y encontré tantas almas gemelas que me sentí muy cómodo y me gustaría venir por más tiempo.

De hecho vas a venir en breve por rodaje…

Sí, en tres meses empiezo a rodar y como tiene coproducción con Argentina estamos viendo de venir a rodar parte acá, la película la protagoniza Ana Belén.

Venís al 2 FAQ con los cortos, que inspiran tus películas…

Sí, he hecho muchos, creo que son los mejores spoilers de todas las películas que voy a hacer, de hecho presento “Jamás me echarás de ti”, con María Barranco, que tiene que ver mucho con “La Piedad”.

Desde que decidiste ser director ¿qué encontraste en el corto que no en el largo y viceversa?

Los cortos los hice como una cosa de ponerme a prueba, de testear cosas que me interesaban hasta que me dí cuenta que los cortos permitían contar cosas en determinado momento, y en un tiempo hacía cortos pensando en luego convertirlos en largos, hasta que llegó “Eat my shit”, que se convirtió en “Pieles”, por eso los cortos se relacionan con las películas que he hecho y que voy a hacer.

¿De dónde surgen las ideas para tus películas?

Me han preguntado si para “Pieles” investigué sobre enfermedades raras o entrevisté a médicos, para nada, la película habla de gente con carencias afectivas y emotivas representadas por una malformación, como por ejemplo la de una persona que desea amar y ser querida y que piensa al amor como un beso, qué hago yo con el personaje, le quito la boca y le pongo un ojete, un ano, no es una enfermedad real, no hablé con médicos, sólo observé las carencias, entendiendo que todos estamos malformados por dentro.

El personaje de Samanta (Ana Polvorosa) habla de la necesidad de exponerse y sumar likes en las redes…

Y metafóricamente habla de su conexión con su edad y el mundo de redes, en “Eat my shit” se ve cómo es censurada constantemente por sus fotos hasta que sube la de su mierda y la aceptan, porque en definitiva de lo que se habla y sube en redes es mierda.

¿Cómo fue conseguir financiación?

Mis ideas siempre parecen infinanciables, por suerte tengo un bakcground que me permite pitchear y que me entiendan, de hecho ya conocen mi lenguaje y entienden todo desde otro lugar, creo que si no me conocieran, con un guion mío sería imposible conseguir financiación, es real y un privilegio.

¿Qué recuerdos tenes de la Berlinale?

Ha sido uno de mis mayores logros personales y profesionales, que “Pieles” se haya estrenado ahí fue hermoso, de hecho es la única vez que la he pasado bien, todo lo demás fue mentira.

¿Te gustaría que “La Piedad” vaya también ahí?

No pongo expectativas, pero han pasado dos años y medio, y hay interés, de hecho cuando en Vogue se publicó que Ana Belén volvía conmigo al cine después de 16 años fue una explosión. Se genera algo que asusta, pero mi foco y objetivo es el compromiso a hacer una buena película y fiel a mí, dónde se estrene es secundario, mi compromiso con este guion es absoluto.

En España hay muchos realizadores que dialogan con otro tipo de cine ¿cómo lo ves?

He leído declaraciones del guionista Robert McKee, que dijo que el cine europeo es una basura, yo lo he estudiado, y me parece que lo que él propone es una basura. En Europa tuvimos la nouvelle vague, el neorrealismo, el giallo, hay cosas maravillosas, y el cine siempre lo hemos agarrado desde la pasión y no sólo desde la Industria, creo que los directores tenemos dinero que los Americanos, pero es algo saludable. Hay películas en España increíbles como las de Vermut, Jonás Trueba, Oliver Laxe, y que un señor americano dinosaurio venga a decir que el cine europeo está terminado es una mierda.

Tu película aquí se vio por Netflix, ¿cómo ves esa disputa entre las plataformas y el cine?

A mí me gusta ver el cine en pantalla grande, se disfruta muchísimo, pero es verdad que una película como “Pieles” no habría tenido la distribución que tuvo sino fuera por Netflix. En “Pieles” sólo me ayudó Netflix, y Alex De la Iglesia, para “La piedad”, Netflix, ICAA, INCAA y Alex, de nuevo, así que sólo me ayudaron Argentina, España y Netflix, que vivan ellos y que viva el cine.

¿Expectativas con la participación en el FAQ?

Me parece adecuado que pasen mis cortos, que es aquello que no pueden todos acceder, los cortos son como la minoría del cine, y este festival que habla de minorías está en sintonía con eso.