El Gobierno aumentó los subsidios al cine nacional

El gobierno nacional aumentó entre 57 y 60% los subsidios destinados a producciones de películas argentinas, reinversión y compra de equipamientos para la industria cinematográfica. El decreto 1810/2015 fue publicado hoy en el Boletín Oficial, según informó Télam.

Hoy se anunció en el Boletín Oficial que el Gobierno Nacional aumentó 60% los subsidios para promover la producción de cine nacional, en lo que refiere a producciones de películas argentinas, reinversión y compra de equipamientos para la industria cinematográfica.  El decreto 1810/2015 fue publicado hoy en el Boletín Oficial y se debe a que “se han producido variaciones al alza en diversos rubros que afectan la continuidad de la inversión en la industria cinematográfica”. El texto añade que “en ese marco, y a los fines de garantizar mayor celeridad y dinamismo al fomento y producción de películas nacionales de largometraje, resulta necesario establecer un nuevo tope máximo a otorgar en concepto de subsidio a las películas nacionales de largometraje”. También se destaca que “resulta necesario fijar nuevos montos como tope para el otorgamiento del subsidio, de manera tal de permitir a las producciones de alto presupuesto condiciones adecuadas de competitividad con grandes producciones internacionales”.
De acuerdo con el decreto, los largometrajes denominados de “primera vía” (aquellos en que la productora acredite cinco largometrajes estrenados, o tres en los últimos tres años y haya financiado el 80% de su costo) tendrán un respaldo máximo de $ 6.400.000 (antes 4 millones) cuando sean de “sin interés especial”, mientras que en las películas “con interés especial” la cifra podrán recibir un apoyo oficial de $ 8.750.000 (frente a los 5,5 millones vigentes hasta ahora).
Para la “segunda vía” (productoras con al menos un largometraje como productor o coproductor estrenado comercialmente, y 50% de financiación propia) el subsidio máximo será de $ 4.800.000 (contra los 3 millones anteriores) en películas “sin interés especial”, mientras que “con interés especial” el tope fijado es de $ 5.550.000 (antes, 3,5 millones).
En cuanto a las películas de “tercera vía” (mínimo, un largometraje digital, serie de TV digital o programa unitario como productor o coproductor, estrenado o emitido comercialmente, y 50% de la financiación), habrá un monto máximo de $ 2.400.000 (contra 1,5 millón del subsidio anterior) en el ítem “sin interés especial” y de $ 3.200.000 (en vez de 2 millones) en el de “interés especial”.
En los casos en que el monto del costo definitivo de producción de la película que se subsidia sea inferior a lo establecido, el máximo del subsidio a otorgar “será el equivalente a dicho costo definitivo de producción reconocido”. El decreto actualiza también las subvenciones que se destinarán a reinversión para la producción de una nueva película o compra de equipamiento industrial. Al respecto, se mantienen las mismas proporciones pero se elevan los montos considerados: 5% sobre el subsidio liquidado, hasta 3,8 millones de pesos (frente a los 2,5 millones vigentes hasta ahora); 10% cuando se exceda de la suma anterior; y 20% si la reinversión supera los 5,2 millones de pesos (antes, 3,5 millones).
El decreto, que lleva las firmas de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y la ministra de Cultura, Teresa Parodi, actualiza los subsidios que regían desde agosto de 2012.

Fuente texto y foto: Télam.