El sorprendente discurso político de Russell Brand en la BBC

El actor fue invitado a editar una revista política, y luego a hablar de ello en un programa de la televisión pública inglesa. Frente a los prejuicios y las acusaciones del entrevistador, terminó dando que hablar a toda Inglaterra y Europa con un encendido discurso.

No solo en la Argentina actual los actores intervienen en la esfera política y causan revuelo y división con sus opiniones, llegando al día siguiente a las tapas de los diarios y rebotando en cuanto programa televisivo exista. En Inglaterra,  Russell Brand fue invitado a editar un número de la revista política New Statesman (David Lynch, Ruppert Everret, Judd Appatow, Noel Gallagher, Gary Lineker, son algunos de los personajes que convocó para que reflexionen sobre el concepto de "revolución"), y luego a hablar sobre ello en Newsnight, el  popular programa emitido por el canal público y conducido por Jeremy Paxman. Allí, frente a los prejuicios y las acusaciones iniciales del entrevistador, que lo tildaba de ser "un hombre trivial" y de no estar autorizado a hablar de política por no haber votado jamás, el protagonista de Get Him to the Greek y presentador de MTV terminó dando un discurso memorable sobre la apatía política, el poder de las corporaciones, la brecha entre ricos y pobres, la necesidad del cambio y la factibilidad de una “revolución”.

A medida que pasan los minutos, el entrevistador cede en su intento constante de trivializar el discurso de su entrevistado, y termina quedándose mudo cuando este le recuerda un programa en el que Paxman lloró al contar cómo “los aristócratas” habían perjudicado (“fucked up”) a su abuela.

“Si podemos comprometernos con esos sentimientos y cambiar las cosas, ¿por qué no podríamos? ¿Por qué eso es naif? ¿Acaso no tengo el derecho porque soy un “actor”? Ya tomé el derecho. No necesito que me lo otorgues vos ni nadie”.

“No obtengo mi autoridad por este paradigma preexistente, el cual es bastante limitado y solo les sirve a pocas personas”, había dicho antes para referirse a la utilidad de la instancia formal del voto.

Teniendo en cuenta las recientes intervenciones de artistas como Ricardo Darín, Alfredo Casero, Pablo Echarri, Juan José Campanella y tantos otros, este puede ser un caso interesante para pensar el alcance que pueden tener las opiniones de figuras públicas y populares, tanto en medios privados como públicos, en relación con la política.

La entrevista, tensa pero siempre amable, puede verse acá: