Esto es el Barrio Chino

Luego de haber pasado por la Competencia Argentina del último Bafici, Arribeños se estrena en el BAMA y el Malba. La segunda película de Marcos Rodríguez se sumerge en el Barrio Chino de Buenos Aires para indagar en la compleja trama de identidades que allí conviven.

¿Cómo contar el desarraigo? Arribeños registra los relatos de chinos y taiwaneses que inmigraron a lo largo de varias décadas al país, y también los de sus descendientes, nacidos en Argentina y fracturados entre dos tradiciones. Pero la película corre un riesgo notable: deja fuera de campo a sus entrevistados y solo se queda con su testimonio. El resultado es un conjunto de historias anónimas que conforman algo así como la voz de un pueblo; un pueblo transplantado a una tierra extraña y que aprendió a sobrevivir aferrándose a una inquebrantable ética del trabajo. El director y crítico Marcos Rodríguez alterna esos testimonios con imágenes del Barrio Chino, espacio de pertenencia fundado y sostenido por la comunidad oriental. Los planos, de un cuidado y una calidad notables, revelan la colorida paleta de la zona y el movimiento incesante de consumidores y curiosos que se arraciman en torno de la promesa de una gastronomía exótica. Pero las imágenes no vienen a ilustrar pedagógicamente las palabras de los inmigrantes, muchas veces pronunciadas en un pésimo castellano, sino que entre unas y otras se establece alguna suerte de diálogo, no siempre claro, que podría llegar a evocar, quizás, el desfase idiomático que debieron padecer los primeros chinos que llegaron al país. Arribeños no intenta agotar su objeto sino desplegarlo poco a poco para ir conociéndolo, junto con el espectador, en la pantalla.

 

(Reseña publicada en HC 158, a raíz del estreno de la película en Bafici 2015).

Estreno: 4 de febrero. Funciones en el BAMA todos los días a las 19.40 h. Todos los viernes en el Malba a las 20 h.