God is a VJ

“La película más graciosa, libre, afilada y, por qué no, más seria sobre su asunto que el cine argentino ha producido en mucho (acaso demasiado) tiempo”, según el director artístico del Bafici del año pasado, llega a las salas comerciales. Generación artificial, de Federico Pintos, podrá verse todos los viernes de marzo a las 22 h y el viernes 1 de abril a las 22 h en el Malba.

El cine siempre mostró indiferencia, cuando no directamente desprecio, por su hermano menor menos agraciado, el video. Generación artificial, con sus juegos entre documental y ficción, entre registro y producción de imágenes sintéticas, viene a poner las cosas en su lugar. El director Fede Pintos, interpretado en la película por el escritor Rafael Cippolini, se embarca en una empresa que suena imposible y que, quizás por eso mismo, vale la pena acometer: hace un documental sobre la experiencia de ser video jockey y acerca de los avatares de la escena local del video (y su demarcación del ámbito del video arte). Pintos funde ese ánimo histórico con un relato acerca de un misterioso VJ que realiza extraños experimentos y que se niega a salir ante las cámaras. El tiempo pasa y la trama se entretiene cada vez más con la pesquisa de Pintos/Cippolini en esta mezcla de film noir con ciencia ficción, pero el director nunca deja de hacer de las posibilidades del video la textura misma de su película: la imagen se vuelve plástica, colorida y juguetona, olvida por un momento los rigores del registro fílmico y se permite tensar sus propios límites.