"The Good Doctor": Entrevista con Hill Harper

En The Good Doctor, que se ve por Sony Channel, podés disfrutar de su personaje Marcus, la contrafigura del protagonista y HaciendoCine dialogó en exclusiva con él.

Seguramente el nombre no venga rápido a tu cabeza, pero Hill Harper, además de trabajar en series conocidas y películas exitosas, es amigo de Barack Obama, tiene una licenciatura de la Universidad de Brown, es máster en administración pública de la Universidad de Harvard y doctorado en derecho de la Facultad de Derecho de Harvard.

Lo viste en Los 4400, CSI: NY, Homeland, y en las películas Una entrevista con Dios y Los blancos no la saben meter, de Spike Lee. Ahora en The Good Doctor, que se ve por Sony Channel, podés disfrutar de su personaje Marcus, la contrafigura del protagonista y HaciendoCine dialogó en exclusiva con él.

¿Qué relación tenías con la medicina antes de ingresar a The Good Doctor y qué te atrajo de la propuesta?

Mi relación con la medicina y los hospitales es muy cercana porque mis padres, ambos, son doctores, mi madre es anestesista y mi padre psiquiatra, así que estaba muy familiarizado con hospitales y sus procedimientos, escuché toda mi vida “doctor Harper”, toda mi vida estuvo cerca de esto, así que en parte fue fácil encarnar al personaje. Hace algunos años tuve un acercamiento desde la actuación a este tipo de programas con City of angels,  producido por Steven Bochco con un gran cast y en donde se tocaban diferentes casos y también el crecimiento, la diversidad, y mucho más. En The Good Doctor el programa va hacia otro lugar, con la problemática del protagonista, y obviamente mi personaje preferido es justamente ese, encarnado magistralmente por Freddy Highmore, que se merece todos los premios, no puedo estar más que orgulloso de ser parte, con un personaje que además apoya al protagonista y tiene una gran evolución.

¿Cómo es interpretar al personaje?

A Marcus le gustaría ser el director. Es ambicioso, está interesado en los altos niveles administrativos. Me da gusto interpretarlo porque he conocido a mucha gente en mi vida que son similares: muy competitivos, quieren influenciar a los demás, tener poder… Poseen ideas muy fuertes sobre cómo deben ser las cosas. Su manera de actuar es la oposición de los otros personajes”. El conflicto de Marcus es principalmente con Shaun Murphy (Highmore). Los dos buscamos la excelencia: él quiere ser excelente y quiere que la gente a su alrededor lo sea también. Quiere lo mejor para sus pacientes. Al final del día, el motivo por el cual se hizo doctor fue para servir, para dar lo mejor. Y es bueno en eso. Eso me gusta: si pudiera cambiar algo del personaje sería que se convirtiera en el mentor del doctor Murphy. Creo que es algo que se decidirá más adelante.

¿Por qué crees que este tipo de shows sigue gustando?

A la gente le gustan esas series porque aprenden algo, creo. Y se involucran en el drama. Pasa con ‘The Good Doctor’: la gente me dice por redes sociales que aprendieron algo de los procedimientos médicos. Lo interesante de un hospital, y se ve en las series bien escritas, es que es un microcosmos, como un país o una ciudad. Hay jerarquías, diversidad, situaciones de vida o muerte, gente que viene de fuera. Es algo que se relaciona muy bien con la gente, se pueden identificar con el ambiente. Todo eso es algo que a la gente le gusta ver, y más si nos sentimos representados. Eso está en este show porque está bien escrito, finalmente allí radica.

¿Cómo ves la incorporación del autismo en la serie?

En 2020 será el 30 aniversario de la ley de discapacidad en Estados Unidos: se hizo para tener un acceso total con las personas con discapacidades, todos esos temas. Estoy comprometido a hacer más trabajo en este tema en 2020; antes del show no tenía tanta consciencia de su importancia, por supuesto que sabía, pero no con tanta información. Lo hago porque, por ejemplo, si en Estados Unidos luchamos por los derechos de los afroamericanos y los latinos, no pueden ser solo los afroamericanos y latinos los que exijan los derechos. Tienen que ser todos. Es el mismo tema con las discapacidades, por eso voy a estar participando mucho en ese tema en 2020.

¿En esta época dorada de las series, cómo te sentís de haber participado de grandes shows?

Buenos guiones, son buenos guiones, no importa en qué formato, va más allá de todo, si es televisión o plataforma, lo importante es el concepto y los guiones, The Good Doctor se cimenta en eso. Soy muy afortunado, y cuando hicimos el piloto, todos creían que no iba a avanzar la serie, pero sí pasó, y cada día crece más, y eso se debe a los buenos libros, y de hecho es tan buen show que hoy estamos hablando de esto y ya estamos rodando la tercera temporada.

The Good Doctor se ve por Sony Channel los lunes a las 22.