"Halloween": 4 secretos de la saga que no conocías

La nueva entrega del clásico de terror es un hit mundial. Acá te contamos unos datos de las primeras entregas que no suelen difundirse

LO QUE NO SABÍAS

 

“Asalto en el precinto 13”, la película anterior a “Halloween” de John Carpenter, se había estrenado en Estados Unidos sin pena ni gloria. Pero el distribuidor inglés del filme en el Reino Unido armó una muy buena campaña de venta y se convirtió en un saludable éxito en Inglaterra. Como agradecimiento, Carpenter le puso el nombre de ese distribuidor a uno de los personajes de su siguiente película. ¿El nombre del distribuidor? Michael Myers. 

 

Tras “Asalto en el precinto 13”, Carpenter pasó una temporada trabajando como asistente de proyectos para Warner. Ahí llegó Bob Clark, quien había dirigido “Black Christmas” en 1974. Carpenter le preguntó a Clark si nunca había pensado en hacer una secuela de su filme de terror. Clark le respondió que tenía una vaga idea: el asesino pasaba una década en un manicomio, se escapaba, y empezaba a acechar jóvenes nuevamente, pero en otra festividad norteamericana… Corte a: tiempo después, Carpenter se reúne con el productor Irwin Yablans quien le dice que quiere hacer un giallo pero “a-la americana”, adaptando una historia que tenía de un asesino de babysitters. Carpenter le dice que tiene una idea para lo que busca…

 

Los derechos de “Halloween” siempre estuvieron en manos de Moustapha Akkad, el financista de la primera película, por eso, pese a los millones de dólares generados por la franquicia, Carpenter no vio más que unos pocos dólares por el éxito de su obra. 

 

A Carpenter le ofrecieron dirigir “Halloween H20”, la película de Miramax estrenada en 1998 por el vigésimo aniversario. Y aceptó siempre y cuando le pagaran una cifra sideral que, él consideraba, era lo que había dejado de recibir a lo largo de los años. Miramax le dijo que no y Carpenter no volvió al universo halloweenesco hasta 2018, siendo productor ejecutivo de esta nueva entrega.