La actualidad de las ventas internacionales

Hablamos con Guido Rud, de Film Sharks, sobre los cambios en el proceso de compra-ventas de películas, el negocio y la búsqueda de los festivales y los mercados.

Guido Rud, de Film Sharks, el principal vendedor del mercado argentino para el extranjero, nos pone al día sobre lo que se busca en los mercados internacionales ya sea en festivales o en tratos directos con compañías. La actualidad de las búsquedas que realizan los compradores de otras partes del mundo no pinta demasiado promisoria en su opinión.

Para empezar, Rud pinta un panorama que hoy en día es muy distinto al de hace tan sólo un par de años atrás: “Hubo un cambio radical en el mercado. Hasta no hace muchos años había una mayor facilidad para colocar las películas en distintos países y vender los todos derechos (theatrical, Televisión, cable). Ahora las ventas están más repartidas y sólo se compra para determinadas ventanas salvo películas muy específicas”.

Otro concepto que cayó mucho, comenta, es de las preventas. Hace algo más de una década, una película como “El aura” (de un presupuesto de unos 4 millones de dólares) había cerrado buena parte de su financiación gracias a las preventas del proyecto en el festival de Cannes. Hoy en día, conseguir compradores basados sólo en una intención de proyecto, parece ser algo del pasado.

Siempre se consideró que las películas de autor que ganaban o participaban de festivales de renombre eran mucho más factibles de ser vendidas a países europeos, muy amigables para con el cine arte. Esa ventana va encontrando sus riesgos también. “Pese a los premios, es cada vez más difícil vender cine de autor. Un mercado como Francia sigue siendo sólido. Pero los precios que se pagan por este tipo de películas han bajado radicalmente”, explica Rud.

En cuanto a géneros y películas más comerciales, el pope de Film Sharks comenta que en la venta internacional tiene mucha importancia la comedia de “High concept” (aquellos filmes que pueden ser pitcheados con una simple frase, sin entrar en detalles de personajes o desarrollo). Pero como todos saben, la comedia es muy localista. El humor que funciona en Argentina no necesariamente funciona en Francia.

Sin embargo, este tipo de comedias suele tener una alta aceptación no tanto en cuanto a los derechos para estreno comercial, sino en cuanto a derechos para remake. De esta manera, una comedia como “Corazón de León” tiene su versión colombiana; mientras que “Un novio para mi mujer” tiene una remake coreana y mexicana.

En julio se estrenó “Reloca”, con Natalia Oreiro y Diego Torres. Este filme es una remake de la comedia chilena “Sin filtros”, de la cual se acaba de estrenar su versión española con Maribel Verdú y dirigida por Santiago Segura. Rud explica: “El tema es que la comedia, el humor, suele ser muy local. Por eso se compran esos derechos para cada territorio para realizar la remake con el star system de cada país para que triunfe localmente”.

La diferencia de conseguir o no mejores ventas también tiene que ver con el modelo de negocio de la producción del país. “Hoy en día para muchos productores la satisfacción pasa por la ayuda pública y no en el mercado de ventas. Se hace todo muy artesanalmente y eso repercute en el potencial comprador”.

En ese sentido, destaca el crecimiento de España, país que realiza contenido más internacional lo cual repercute en el sistema de estudios para invertir. Un ejemplo de eso es el caso de “No dormirás”, como se mencionó antes en el artículo. La premisa, el renombre de la productora y el director fueron lo suficientemente atractivos como para que un gigante como Fox ingresara desde el minuto uno y facilitara el cash flow y el proceso de producción.