La Directores le proponen cambios al INCAA

La DAC (Directores Argentinos Cinematográficos) emitió un documento para el mejoramiento de las medidas de fomento a la actividad cinematográfica y audiovisual. Se hace especial hincapié en la ayuda a la exhibición, en la calidad de las películas que se filman, en el aumento del costo medio de un film y en lo que actualmente les quita el sueño a muchas productoras: el área de reconocimientos de costos.

INTRODUCCIÓN

El presente informe se propone realizar una serie de reflexiones con el fin de generar un Plan que articule los factores e intereses que protagonizan la actividad cinematográfica y audiovisual nacional.

Se hace especial énfasis en que el proceso de una película no termina con la obtención de la Copia Final sino que deben incluirse los mecanismos de distribución y exhibición que completan su ciclo de existencia.

Se toma en cuenta el conjunto de la producción cinematográfica y audiovisual que incluye películas de repercusión masiva – normalmente vinculadas o con producción de canales de televisión –, las de carácter profesional de Costo Medio, Operas Primas y Experimentales, las de orden artesanal y, finalmente, el Cine Documental.

Es de interés manifiesto de DAC reivindicar el CINE PROFESIONAL DE COSTO MEDIO que históricamente ocupó un destacado lugar en el ámbito local y en festivales internacionales, aportando a la creación de una identidad y un reconocimiento del Cine Nacional por la calidad de sus realizaciones.-

 

CUADRO DE SITUACIÓN

Desde comienzos de 2009 a finales de 2013 se estrenaron un total de 551 títulos nacionales. La distribución anual fue la siguiente:

 

AÑO                          TOTAL             FICCIÓN                  DOCUMENTAL                        ANIMACION

2009                          80                              59                                              19                                                2

2010                          83                              54                                              26                                                3

2011                        105                             66                                              37                                                 2

2012                        130                             85                                              40                                                5

2013                        153                             83                                              69                                                1

 

En este período se estrenaron 347 largometrajes de ficción, 191 documentales y 13 de animación.

 

En tanto actividad de riesgo, el cine no ofrece fórmulas infalibles. Como creador de la obra audiovisual, el Director Cinematográfico es uno de los principales responsables del recorrido de la obra desde su concepción hasta su presentación en las pantallas.

El cine es un hecho cultural y social que contiene dos aspectos que le son inherentes: uno, de orden artístico, el otro de carácter económico. Toda película que se propone alcanzar el objetivo de instalarse en uno o en otro logro –o los dos– merece consideración y apoyo. 

 

Analizando los títulos del período indicado, se concluye que muchas de estas realizaciones resultan productos desconocidos, no sólo para el público en general, sino también para los que integran la propia actividad del medio cinematográfico y audiovisual.

 

Dada la significativa cantidad de películas que no alcanzan ninguno de los dos los logros antes mencionados, es necesario que la política cinematográfica y audiovisual se proponga un Plan para que los recursos del Fondo de Fomento puedan aplicarse con mayor eficacia y equilibrio.-

 

Por ello serán

EJES PRINCIPALES DE LAS PROPUESTAS

1.  La planificación y cuantificación de la producción anual.

2.  La selección de proyectos conforme a un Sistema de Concursos.

3.  El sistema de Puntaje fundamentando en cada uno de los rubros de selección.

4. La evaluación de los proyectos deben estar a cargo de personas calificadas de probada experiencia y capacidad profesional.

5.  El Comité de Evaluación seleccionará los proyectos y adjudicará los recursos económicos necesarios para su realización y su lanzamiento comercial.-

 

 LA PRODUCCIÓN

El proceso tiene su origen en el Sistema de Fomento –créditos y subsidios– que el Estado pone a disposición de la actividad del cine.

Los valores que a la fecha condicionan la producción son los siguientes:

COSTO MEDIO DE UNA PELÍCULA DE LARGOMETRAJE FICCIÓN (CMPL)  $ 3.400.000.-

TOPE SUBSIDIO POR OTROS MEDIOS (78.5% CMPL)   $ 2.700.000.-

TOPE SUBSIDIO DE SALA  $ 5.500.000.-

VALOR MEDIO DE LA ENTRADA (aproximado)  $ 40.-

COSTO ESTIMADO DE COMERCIALIZACIÓN (25% CMPL)  $ 850.000.-

En la práctica se verifica que los valores enunciados no se corresponden con los gastos reales, por lo cual es necesaria una actualización de los mismos que, lógicamente, van cambiando año a año.

Los recursos económicos que hoy se ofrecen para la producción de una película de Costo Medio realactualizado, no resultan suficientes, y la producción se ha polarizado entre pocas películas de muy alto presupuesto y muchas de muy bajo costo.

El mercado cinematográfico presenta una gran asimetría en sus resultados económicos. Son limitadas las películas que obtienen beneficios significativos y otras pocas se ubican en una zona de equilibrio entre gastos y utilidades. La gran mayoría resultan poco menos que insignificantes en sus recaudaciones, como vemos en los siguientes cuadros:

 

PERÍODO     2008   /   2013

AÑO                    CANTIDAD

2008                             64

2009                             75

2010                             74

2011                            102

2012                            132

2013                           153

 

Sin embargo:

 

En 2011, con 102 películas estrenadas sólo TRES recaudaron el 75% de las entradas.

En 2012, con 132 películas estrenadas sólo CUATRO recaudaron el 82% de las entradas.

En 2013, con 153 películas estrenadas sólo CINCO recaudaron el 90% de las entradas.

 

Lo anterior no significa que el objetivo de la producción deba limitarse a logros económicos porque se presentan anualmente una cantidad de títulos que implican calificados aportes a la cultura y a la expresión artística nacional.

Pero sí es de hacer notar la casi inexistente presencia de películas de Costo Medio y nivel profesional, cuyos objetivos son tanto artísticos como industriales y comerciales. Estas películas deben enfrentar los inconvenientes y limitaciones que surgen durante la comercialización – dificultades en la obtención de salas y fechas, costos inalcanzables de la publicidad, imposiciones de hecho de los sectores de distribución y exhibición – y resultan excesivamente riesgosas para los Directores y Productores Independientes tanto por razones artísticas como económicas.

Esta situación inhibe la realización de proyectos cuya impronta profesional y expresiva han significado históricamente un aporte inestimable a la cultura nacional y que contaban con el decidido apoyo y concurrencia a las salas de nuestro público.

Se concluye que es necesaria una activa participación del Estado para garantizar el lanzamiento y permanencia de las películas en los Circuitos de Exhibición.-

 

EXHIBICIÓN, CUOTA DE PANTALLA Y OTROS

 

Nuestra propuesta se basa en una serie de principios complementarios:

1. Considerar a la exhibición en todas sus variantes técnicas actuales. No solo salas cinematográficas tradicionales sino también Circuitos de Exhibición Alternativos, Televisión, Internet, etc.

2. Entendiendo que no puede producirse anualmente un número indeterminado de películas sin tener en cuenta las reales posibilidades de exhibición, debería establecerse anualmente una racional relación entre la Producción Cinematográfica (en todos sus géneros) y las reales posibilidades de exhibición definidas en los párrafos anteriores y no a la inversa, como es en la actualidad.

 

El fomento a la producción cinematográfica no finaliza en la mera producción de un film, desentendiéndose de su destino final que es el público, sino que en realidad ese es el comienzo de la vida del producto cinematográfico.

Por eso invertimos el orden habitual de exposición de nuestra propuesta y comenzamos desde la exhibición y no desde el mero fomento de la producción, considerando que el Estado no debe ni puede soltarle mano a la producción cinematográfica que el mismo Estado genera, en el momento culminante de su existencia: esto es la exhibición y la circulación comercial y cultural.-

 

PROPUESTAS: MEDIDAS BÁSICAS

1. Dentro de los complejos multipantalla disponer y gestionar dos (2) salas exclusivas de capacidad media para el Cine Nacional, privilegiando en su programación un mínimo de dos (2) semanas de exhibición a aquellas películas independientes que no cuenten con producción de canales de televisión.

2. Avanzar con el demorado Plan de Digitalización de Salas, para lograr contar con el 100% de ellas a la mayor brevedad posible. Reclamamos que se cumpla también con la Cuota de Pantalla que ha establecido la Ley de Medios para la Televisión Abierta.

3. Actualizar el Sistema de Fiscalización por parte del INCAA en su forma habitual y en los días y horarios de mayor afluencia de público, dando así cumplimiento estricto a la agenda de estrenos y la exhibición de materiales promocionales, avances y cartelería.

4. Dentro de esta propuesta general, se formula la creación de un régimen de promoción de películas de largometraje de ficción y documental que, desde el inicio del proyecto, opten por estrenar en TELEVISION o en INTERNET - o en ambas plataformas en simultáneo -, con igual reconocimiento por parte del INCAA. Actualizando para esto las ventanas de exhibición.

5. Crear un sistema opcional de precios de taquilla diferenciado para el Cine Nacional, que brinde una alternativa al espectador, incluyendo las promociones 2x1, con o sin la intervención de promociones de tarjetas de crédito o de descuento.

6. Crear también un sistema que incorpore al presupuesto de producción el lanzamiento comercial, considerando para ello un apoyo económico de hasta un 20% del costo presupuestario aprobado en la etapa de Preclasificación.

Definitivamente el INCAA debería generar la debida promoción de las películas que el mismo Organismo apoya a través de su Sistema de Fomento.-

FOMENTO A LA PRODUCCIÓN AUDIOVISUAL

Se necesitan inmediatas modificaciones a la política de Fomento, para ajustar las ayudas del INCAA a los costos reales de producción, garantizando así un apoyo efectivo y con criterio racional, a los diferentes tipos y costos de las películas.

Se debe asumir como premisa fundamental que el criterio de evaluación y selección de proyectos debe orientarse, sobre todo, a lograr una mejor calidad artística y profesional antes que propiciar un criterio cuantitativo.

El objetivo debe ser la promoción de un cine de calidad, cualquiera sea su carácter, para lo cual debe prestarse especial atención a la conformación de los Comités encargados de evaluar los proyectos presentados. De su transparencia, de la calidad profesional y ética de sus miembros depende el éxito o fracaso de cualquier Plan de Fomento.

Es por esto fundamental el compromiso - por parte de la conducción del INCAA y de las propias Entidades representativas - de asegurar, para los Comités, la designación de profesionales de probada experiencia para la evaluación integral de proyectos, y honestidad en su trayectoria. Los nombramientos que se realicen, en acuerdo con el Consejo Asesor, deben ser insospechados y confiables. Creemos que es un compromiso ineludible por su responsabilidad en la gestión que se lleva a cabo.

Creemos asimismo indispensable, para la plena vigencia de lo dispuesto por la Ley de Cine para el fomento y promoción de la actividad en todos sus aspectos, la actualización y mantenimiento del COSTO MEDIO en valores anuales concordantes a los reales Costos de Producción.

Se propone por ello una serie de modificaciones que se enuncian a continuación:

 

DISTRIBUCIÓN PRESUPUESTARIA ANUAL PARA LA PRODUCCIÓN

Proponemos establecer tres líneas principales de fomento de largometrajes tomando como base a sus costos de producción.

Definimos para ello los siguientes agrupamientos:

 1.  Alto Presupuesto – AP/

2.  Presupuesto Medio – PM/

3.  Bajo Presupuesto – BP/

 

Se determinará anualmente por parte del INCAA una cantidad máxima de películas a ser producidas en cada una de las categorías deproducción descriptas, en base a una racional distribución de los ingresos presupuestarios proyectados para cada año calendario y las reales posibilidades de exhibición en todas sus formas existentes: Salas Cinematográficas (con la plena vigencia de la Cuota de Pantalla), Circuitos Alternativos y/o Especializados, Televisión, Internet.

Consideramos esta instancia como clave para articular producción y exhibición de todos los géneros, mejorando la calidad artística y profesional de la producción al permitir la elección, de acuerdo al criterio de los Comités, de los mejores proyectos con el suficiente apoyo económico, financiero e institucional que les permita competir con las mejores condiciones en la defensa de su espacio de comunicación y su relación con el público.

Vale decir que el número de proyectos aprobados por año debería ser el resultado de la disponibilidad presupuestaria del INCAA, y de un criterio distributivo equilibrado entre las diferentes categorías de películas. Esto significa tener en cuenta las posibilidades del mercado y las formas de exhibición para cada una de esas categorías, a fin de evitar la perjudicial competencia entre sí. Esto es: privilegiar calidad sobre cantidad en todos los géneros.

Cada Concurso en sus respectivas Vías de Fomento y en forma vinculante, debería asignar a los proyectos ganadores los recursos económicos para su producción, sin necesidad de intervención de ningún otro Comité.

Las Resoluciones que establecieron la Vía Digital (632/07 y 633/07 y sus modificatorias) deberían ser incorporadas al Plan de Fomento para que se regulen los ajustes presupuestarios correspondientes.  

 

CONCURSOS DE SELECCIÓN DE PROYECTOS

Proponemos generar un Sistema Permanente de Proyectos de Películas  de periodicidad trimestral, con dos (2) Comités de Selección de Proyectos de renovación semestral (uno para la ficción y uno para el documental), es decir cada comité cubrirá solo dos llamadas trimestrales.

 

CONFORMACIÓN DE LOS COMITÉS DE EVALUACIÓN

Los miembros de los Comités nombrados por el Consejo Asesor son propuestos como ahora, por las Entidades reconocidas por el INCAA y deberían ser confirmados en función de sus antecedentes profesionales y de la real experiencia en sus respectivas áreas de la siguiente manera:

Los Comités de Ficción debieran estar conformados por siete (7) Miembros de reconocida capacidad y antecedentes:

Un/a  Guionistay/o Co-Guionista con un mínimo de 3 guiones filmados y estrenados.

Dos Directores/ascon un mínimo de 3 películas estrenadas.

Un Actor/Actrizde trayectoria reconocida: Protagonista con 3 películas estrenadas o Coprotagonista con 5 películas estrenadas.

Un Técnicocabeza de equipo: Director de Fotografía, de Sonido, de Arte, de Montaje o Asistente de Dirección, con 3 películas estrenadas en los roles descriptos.

Dos Productores y/o Productores Ejecutivosregistrados por ante el INCAA, con 3 películas estrenadas.

 

Los Comités de Documental deberán estar asimismo conformados por seis (6) Miembros de reconocida capacidad y antecedentes. Ellos podrán ser Directores o Productores de Documentales que hayan trabajado en sus roles específicos al menos en 4 películas estrenadas comercialmente.

La selección de los proyectos deberá basarse en función de criterios de calidad profesional, tanto del guión como de sus Presentantes. En cada llamado, los Comités de Evaluación deben ponderar con Puntaje no solo al proyecto presentado en todos sus rubros, sino también los antecedentes del/la Guionista, del Director/a y del Productor/a.-

 

TIEMPOS DE EVALUACIÓN Y DE FINANCIAMIENTO

Resulta imprescindible que el INCAA asegure la evaluación, aprobación y ayudas económicas correspondientes de cada proyecto (créditos, adelantos de subsidios, subsidios, etc.) en un tiempo limitado. El cine y la actividad audiovisual tiene que ver con la temporalidad en cuanto a la temática, disponibilidad y acuerdos con el elenco artístico y su elección, el presupuesto, acuerdos de Coproducción, etc.

Solicitamos que desde la resolución positiva del Proyecto por parte del Comité de Selección, no deberían pasar más de 90 días para la efectivización de los recursos económicos necesarios para el comienzo de la Etapa de Preproducción.-

 

COSTO MEDIO Y ACTUALIZACIÓN DE COSTOS DE PRODUCCION

Se propone la actualización anual del Costo Medio de Producción en valores reales y adecuados a la realidad del Mercado y el mantenimiento de su vigencia, conforme a lo que dicta la LEY DE CINE:

Oportunamente allá por el mes de febrero de 2012, DAC presentó al INCAA un estudio, encargado al reconocido productor Cinematográfico y Audiovisual Luis Sartor.

El estudio proponía establecer el real costo de producción de un Largometraje Nacional de Presupuesto Medio, tal como se encuentra mencionado en la citada Ley.

Aquel presupuesto, realizado hace más de dos años, establecía el costo de referencia en el valor de $ 4.510.667 (PESOS CUATRO MILLONES QUINIENTOS DIEZ MIL SIESCIENTOS SESENTA Y SIETE), a Copia A o DCP, sin adicionar ningún gasto de copias o lanzamiento comercial.

Si a ese valor se le suma solamente la inflación del INDEC (que no refleja ni cercanamente el resultado de los porcentajes de las paritarias y valores que deben pagarse hoy por actores, técnicos e insumos importados, solo mencionando algunos rubros), pero tomando aun así las cifras oficiales de 10,8 % para el año 2012 y de 10.9 % para el año 2013 el valor de un Largometraje Nacional de Presupuesto Medio debería ser, como mínimo, de $ 5.541.843 (PESOS CINCO MILLONES QUINIENTOS CUARENTA Y UN MIL OCHOCIENTOS CUARENTA Y TRES).

A la fecha, el Costo Medio fijado por el INCAA se encuentra anclado en $ 3.400.000 habiendo un desfasaje de $ 2.141.843, con el presupuesto “más real” y surgido del serio estudio mencionado en párrafos anteriores.

Con igual razonamiento cabe señalar que también se encuentra desfasado el Tope de Subsidio que hoy se encuentra fijado en $ 5.500.000, algo así como un poco más del 50% del Costo Medio actual del INCAA: $ 3.400.000.

Lamentablemente estos valores desactualizados, que además como en el caso del Costo Medio, actúan como valor de referencia para anclar con porcentajes los valores que se pueden recuperar de Subsidios Electrónicos en cada una de las vías.

Esto conlleva que, salvo las 4 o 5 producciones de la Primera Vía ligadas a canales de televisión en su producción y lanzamiento, para todas las demás (casi 100 según las cifras oficiales), se deba trabajar dentro de muy bajos costos, irreales e imposibles para crear producciones de real interés para el público argentino que solventa mediante un impuesto específico su propia cinematografía y espacio audiovisual nacional.

Salvo muy pocas excepciones - las cifras lo demuestran - el público argentino por múltiples factores ha decidido no ver más estas producciones de bajo costo en los cines, por más buenas intenciones que las mismas posean frente a la oferta de la alta producción nacional y del extranjero. Estas últimas que, con costos de 100 o 200 millones de dólares el valor de su entrada a $ 50 a la fecha, cuestan lo mismo que para ingresar al cine a ver una producción nacional de 2 millones de PESOS o menos.-

En base a lo enunciado proponemos:

1. Elevar el tope de subsidios a la suma de $ 8.250.000 (PESOS OCHO MILLONES DOSCIENTOS CINCUENTA MIL). Se trata de un 50 % más que el Costo Medio propuesto en el próximo párrafo.

Son películas que deberían encuadrarse dentro de la PRIMERA VÍA con estreno obligatorio en cines.-

2. Elevar el valor del Presupuesto de un Largometraje de Costo Medio a la suma de
$ 5.500.000 (PESOS CINCO MILLONES QUINIENTOS MIL).

Películas que deberían encuadrarse dentro de la SEGUNDA VÍA con estreno obligatorio en cines.-

3. Crear una TERCERA VÍA para proyectos con costos de producción desde
$ 200.000 (PESOS DOSCIENTOS MIL) hasta un máximo de $ 2.500.000 (PESOS DOS MILLONES QUINIENTOS MIL).

Estos valores se refieren a largometrajes de ficción y documental con estreno exclusivo para televisión u otras plataformas digitales, como Telefilms, Miniseries, Unitarios Seriados de ficción, Cortometrajes, etc.

 

CUANTIFICACIÓN ANUAL DE LOS RECURSOS ECONÓMICOS Y DE PROYECTOS A SER PRODUCIDOS

Se hace extremadamente necesario cuantificar equilibradamente y en forma anual los recursos económicos del Fondo de Fomento destinados a la producción cinematográfica y de televisión, ya sean estos otorgados como Crédito o como Adelantos de Subsidios.

En tal sentido proponemos que estos recursos sean distribuidos de la siguiente forma:

Un 25 % para producción de películas de la PRIMERA VIA.

Un 50 % para producción de películas de Costo Medio de la SEGUNDA VIA.

Un 25% para producción de Películas y Series y demás de la TERCERA VIA, destinadas exclusivamente para Televisión y/o otras plataformas digitales, (como pide la reglamentación del AFSCA por motivo de la Ley de SCA).

Como lo hemos enunciado con anterioridad, estos recursos deberían distribuirse también dentro de Concursos Trimestrales (4 por año calendario) donde la Clasificación de Interés positiva conlleve la asignación de los recursos económicos, sin intervención posterior de ninguna otra instancia o comité.

Los proyectos que no alcanzaran el puntaje necesario para entrar dentro del cupo económico determinado para cada trimestre y cada vía de fomento podrán presentarse nuevamente a concurso, dejando transcurrir al menos tres meses.

La liquidación de los apoyos económicos debería efectuarse a un máximo de 90 días de haberse calificado positivamente al proyecto.

Hoy el INCAA se encuentra entregando los recursos de crédito – obligando a los productores a la firma de acuerdos – que se liquidarán recién en febrero de 2016.

No puede sostenerse más un esquema de producción basado en esta práctica y este escenario que destruye tanto los aspectos artísticos como económicos y profesionales de un proyecto audiovisual.

 

RECONOCIMIENTO DE COSTOS

Debemos señalar que consideramos de EXTREMA GRAVEDAD, la situación a la que se ha llegado por parte del INCAA en cuanto a la falta de un correcto, idóneo - en cuanto al conocimiento y ejecución profesional de la producción audiovisual - y justo reconocimiento de los costos de producción en tiempo y forma.

Este escenario en el que se nos obliga a actuar y trabajar crea extremas injusticias que solicitamos deben detenerse inmediatamente, dado que las innecesarias y sobreactuadas observaciones a costos, que en la mayoría de los casos más abajo advertidos, no emanan de ninguna Resolución en vigencia, sino de una subjetiva apreciación u opinión de quien desconoce esta actividad en forma profesional. 

Estas arbitrariedades vienen profundizándose a través de los últimos años y provoca que directores y productores no puedan continuar trabajando - por el contrario y para mayor agravante se los incluye en registros como deudores -, siendo que además estas prácticas ejecutadas desde un organismo público generan inseguridad jurídica y alejan cualquier posibilidad de inversión privada para este sector.

De acuerdo a nuestra experiencia como directores-realizadores, que en la mayoría de los casos nos vemos obligados a ser también productores, resulta tan necesario como urgente reformular el actual Reconocimiento de Costos y su interpretación, para permitir la continuidad y destrabar el desarrollo de todo el cine y el audiovisual  nacional, cuyos realizadores nos encontramos frente a una situación que impide el ejercicio de nuestra profesión y que afecta la creación tanto en la ficción, como en la animación o el documental.

Estas son las modificaciones que solicitamos efectuar:

1. A menos que se promulgue su exención para nuestra actividad, reconocer el  21% de IVA como costo.

2. Reconocer definitivamente el costo de Directores y Guionistas aún en caso de ser parte de la “productora” o toda la “productora” misma. Igual que el de los Productores Asociados en todos los casos en que los hubiera.

3. Aceptar  que la producción ejecutiva pueda ser asumida  no solo por una persona física sino también por una empresa o cooperativa.

4. Aceptar el cambio del Productor Ejecutivo previsto en un equipo tentativo por el que posteriormente efectúa la tarea.

5. Dada la índole del desarrollo de toda realización y su problemática de financiación,  aceptar costos con sus facturas o recibos tanto previos como posteriores no coincidentes con las fechas de declaración de iniciación o finalización de las distintas etapas reconocidas de la producción.

6. Reducir al mínimo efectivamente necesario para la evaluación, los detalles exigidos y documentación respaldatoria en rubros que no lo justifican, complicando en cambio la organización de la producción y elevando sus costos administrativos.

7. Reconocer todas las facturas cuyos emitentes a más de un año de su emisión no figuren activos en la AFIP al momento de su evaluación y reconocimiento.

8. Convalidar y reconocer los cambios operativos originados por las facilidades tecnológicas y el propio mercado laboral, respecto a tareas que aunque antes eran efectuadas por personal sindicalizado y aún figuran en los convenios y planillas sindicales, en la actualidad son mejor efectuadas por Pymes o Monotributistas especializados en la actividad, sin alterar el normal cumplimiento de las obligaciones previsionales consecuentes.

9. Reconocer la correspondencia de insumos o pagos imprevistos como parte componente de rubros que lo requieran para su concreción, incluyendo necesarios viajes al exterior (Ejemplos: reparación de una computadora para continuar la edición, arreglo de un neumático o auto dañado en rodaje, pago de la comisión del representante de un actor directamente por el productor y aparte de su “cachet” cuando el contrato así lo establece.

10. Reconocer el total de los costos de nuevos insumos determinados por la real tecnología actual, como discos rígidos y otros elementos de uso constante y numeroso que no pueden ni deben equipararse a la compra de una cámara u otros equipos para la realización.

 11. Eliminar la denominación  de “Administrados” con la que en muchos dictámenes y comunicaciones se nos descalifica del rol de directores y productores, en tanto somos los auténticos creadores audiovisuales, motivo de la existencia del INCAA.

12. Abstenerse de enviar notificaciones “De 10 días o calle”, en fechas como fiestas de fin de año o ferias judiciales, en las que los “requeridos” no cuentan con la posibilidad de contestar en tiempo y forma. En tal sentido extender los 10 días otorgados al Productor para la contestación de observaciones a los costos presupuestarios, equiparándolos razonablemente a los tiempos empleados por la Gerencia de Reconocimientos de Costos para su evaluación, reduciendo estos a 60 días como plazo máximo para su reconocimiento final.

13. Proceder a que una vez solicitado y presentado el Reconocimiento de Costos de una producción, todas las demás áreas y gerencias del organismo detengan automáticamente, a partir de esa fecha, el cómputo de los respectivos intereses cuya mora ya no puede imputarse al productor.

14. Incluir un representante de la Gerencia de Reconocimientos de Costos en el Comité de Visualización de Películas Terminadas, a fin de que dicha Gerencia pueda definitivamente vincular, integrar, analizar y comprender las reales características de toda producción realizada, no solo como registro contable sino también como la obra cinematográfica audiovisual que significa y originó esos costos a reconocer, siempre dentro de las particulares circunstancias que llevaron a su concreción.

15. Aumentar el porcentaje libre de rendición y actualización a por lo menos el 20% de aceptación sobre el presupuesto original.

16. No aplicar nuevas normas a costos generados con anterioridad a la puesta en vigencia de su aplicación.

17. Diferenciar convenientemente los rubros de ficción, animación y documental, teniendo expresa cuenta de las especificidades de cada uno tanto para los requerimientos como para su evaluación.

18. A los efectos de acortar las tareas que conlleva el análisis y aprobación de un costo de producción creemos esencial que el personal del área, que hoy destina una enorme cantidad de tiempo a examinar y sellar comprobantes como boletos de colectivo y subte, compras en supermercados chinos, comidas en comisiones diversas, clavos y tornillos, cinta adhesiva y trapos de piso, - escribiendo para esto largos descargos ítem por ítem - solo como ejemplo para estos “insignificantes montos” dentro del costo global de una película, puedan estos valiosos recursos humanos del INCAA intervenir en otras tareas que acelerarían sin lugar a dudas el proceso administrativo.

19. Por último solicitamos enérgicamente que la emisión del obligatorio “Libre Deuda” por parte de entidades como Sindicatos y  Sociedades de Autores, - nombrados y exigidos por normativa del propio INCAA -, consignen en estos documentos, en carácter de declaración jurada, todos los montos que les fueran abonados por los productores y que motiva esta certificación. De esta forma la Gerencia de Costos tome estos certificados y sus montos finales como Costos Reconocidos, reduciendo también de esta forma los tiempos administrativos que ya son ejecutados por las administraciones de estas Sociedades y Sindicatos.

 

GARANTÍAS POR MEDIOS ELECTRÓNICOS

Por último se propone, para los Créditos a otorgarse, solicitar Avales a los Directores-Productores Presentantes solo por el segmento que no cubre la diferencia del monto del potencial subsidio a percibir por Medios Electrónicos proyectado para cada película.-