Largó el Festival de Mar del Plata

Con la proyección de El muerto y ser feliz y de un emotivo clip en homenaje a Favio, y sin la presencia de Liliana Mazure como de funcionarios nacionales y provinciales de primera línea, arrancó ayer la 27ma edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, que se extiende hasta el 25 de noviembre.

A partir de las 12.15 del mediodía, se dio comienzo al Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, organizado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, único "Clase A" en toda Latinoamérica. El plato fuerte de esta celebración fue, por supuesto, la ceremonia de apertura,  aproximadamente a las 20Hs de la noche, llevada a cabo en el Teatro Auditórium, habitual espacio para las presentaciones destacadas del festival, realizada en un marco repleto por profesionales de la industria, nacionales e internacionales, comunicadores e invitados varios.
El evento, conducido por la periodista de espectáculos Gabriela Radice, de impecable vestido blanco, contó con la presentación de un clip emotivo en memoria del recientemente fallecido Leonardo Favio, quien, lógicamente, se llevó las emociones del público allí presentes con un aplauso que se extendió mediante unos intensos y sentidos minutos. Por su parte, quien no pudo dar presente en la velada, como fuera habitual en esta celebración, fue la presidenta del Instituto de Cine y Artes Audiovisuales, la señora Liliana Mazure.
Con algunas palabras de su director, el siempre vigente José Martínez Suárez, de 85 años y una vitalidad asombrosa, se dio finalmente por inaugurado el festival, no sin antes presentar a Javier Rebollo, responsable de El muerto y ser feliz, la película de apertura de esta edición, un viaje a un universo original de un español viviendo en Buenos Aires.
Rebollo, realizador madrileño filmando en Argentina, brindó una notable introducción a propósito de su film y sobre la experiencia de estrenarla a sala llena en Mar del Plata. El también responsable de Lo que sé de Lola y La mujer sin piano, largometrajes ganadores de premios en todo el mundo, mencionó algunos homenajes a Favio a través de su cine y cerró su discurso con una poderosa sentencia: "viva el cine libre". Ese cine que, el Festival de Cine de Mar del Plata, año tras año, y cada vez más, no para de mostrarnos.
Las actividades del festival, que van desde proyecciones hasta masterclass, pasando por recitales y encuentros variopintos, se extienden hasta el 25 de noviembre.