Lucrecia Cardoso se despide del INCAA

Después de dos años de estar al frente del Instituto de Cine y Artes Audiovisuales, Lucrecia Cardoso renunció a su cargo el pasado 10 de diciembre. Mientras se espera que confirmen el nombre de su sucesor, la ex presidenta del INCAA hizo circular una carta en la que se despide de "todos los trabajadores, compañeros y amigos de la industria audiovisual".

A todos los trabajadores, compañeros y amigos de la industria audiovisual
Les hago llegar estas palabras para comunicarles que dejo el cargo de Presidenta de nuestro querido Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.

Juntos hemos recorrido un camino de crecimiento, de aprendizajes, de encuentros, de mucho trabajo, de importantes desafíos, compartiendo largas jornadas de debates, de producción, articulando mucho para lograr objetivos cada vez más grandes.

Nos conocimos desde la Gerencia de Acción Federal, en todos los rincones del país, imaginando juntos las formas de que el cine argentino crezca, se desarrolle, se incluya al proceso de crecimiento con inclusión social que vivió el país en los otros sectores.

Convencidos que el sector audiovisual colectivamente tenía mucho para aportar, desde la diversidad, la pluralidad y poniendo todo el talento, la creatividad y la alegría en marcha.

Fue intenso, cargado de buenos recuerdos, de manos solidarias, de ideas desinteresadas que sumaban y dábamos más potencia a cada iniciativa, de colectivos que iban tomando forma, organizándose, articulando los intereses primarios, movilizándonos a partir de que la realidad nos daba una oportunidad, forjando una esperanza, una idea que era con nosotros adentro, con todos como protagonistas.

La cantidad de películas producidas cada año, la cantidad de espectadores de cine y especialmente de nuestro cine, los Espacios INCAA y los cinemóviles ganando volumen y presencia, los festivales, muestras y semanas de cine argentino en el mundo entero, las salas que se digitalizaron, las nuevas producciones para televisión, los mercados, el canal del cine argentino, la escuela, ahora más federal y hermosa que nunca, el VOD y lo federal en el centro de la escena, entre otros tantos hermosos logros compartidos.

Dos sensaciones me invaden en estos momentos por sobre tantas que afloran, el orgullo de haber sido parte y el agradecimiento por lo compartido. A Uds. como un colectivo protagonista que se refleja en cada sonrisa de un argentino que encuentra en las pantallas una mejor propuesta de producción nacional; a Néstor Kirchner, que nos convocó a este sueño que al principio parecía imposible, a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, por todo, a los trabajadores y compañeros del INCAA, porque sin cada uno de ellos nada hubiese sido posible, a los trabajadores organizados del Estado y del Sector, a los empresarios y sus cámaras y asociaciones, motor de esta pujante industria, a los amigos y colegas de otras áreas del Gobierno, de otros sectores e instituciones, de países vecinos y hermanos, del mundo entero, que recibieron con entusiasmo al cine y audiovisual argentino para escribir juntos esta importante hoja de su historia.

 

Les dejo un gran abrazo y los mejores deseos.

María Lucrecia Cardoso