P3END3JO5

 

Breve reseña publicada en la edición 136, mayo de 2013. En la 140, la edición de septiembre, sale publicada una exhaustiva nota sobre la película y el cine del director, a cargo de Marcelo Alderete.

Acá mismo decíamos, a propósito del estreno de la inmensa Tríptico, que el cine de Raúl Perrone se mostraba más expansivo que nunca. Cuando otro cineasta habría explotado quién sabe hasta cuándo una estética tan personal e irrepetible, Perrone, ganador del premio a Mejor Director en el último BAFICI, pega un volantazo y le imprime a su estilo un matiz radicalmente novedoso. No hay ni habrá en el cine argentino, Nuevo, viejo o cualquiera sea, otra película como P3ND3JO5. Su idea del lenguaje del cine lo acerca más a un director como Guy Maddin que a cualquier otro cineasta local; el recurso del mudo y sus elementos más comunes (intertítulos, cierres en iris, música en off) emparentan la película más con los inicios del cine que con sus avatares presentes. Pero, como para completar una alquimia imposible, P3ND3JO5 utiliza esos recursos de una manera nueva y propia, y en sus mejores momentos consigue una poesía reposada pero no por eso menos conmovedora que bien puede ser vista como el signo de un verdadero cine del futuro, un cine al que solo podemos asomarnos muy raramente. Esta vez (de nuevo), la ventana la abre Perrone y el paisaje que observamos es una Ituzaingó lunar, casi extraterrestre, poblada por chicos skaters y fantasmas, donde los pendejos del título tejen los romances más encendidos y se convierten en los depositarios de un sino trágico.

A partir del jueves 12 de septiembre, se podrá ver en las salas Malba y Gaumont