Pablo Fendrik, otro argentino en Cannes

Tal como lo había adelantado Haciendo Cine, El ardor, tercer largometraje de Pablo Fendrik (El asaltante, La sangre brota), formará parte de las Funciones Especiales de la Selección Oficial del Festival de Cannes. La película, protagonizada por Gael García Bernal, se suma a la ya larga lista de títulos argentinos que estarán presentes en Cannes este año.

A los anuncios que confirmaban la presencia de las argentinas Relatos salvajes (Damián Szifrón, Selección Oficial), Jauja (Lisandro Alonso, Un Certain Regard) y Refugiado (Diego Lerman, Quincena de los Realizadores) en Cannes, se sumó hoy la noticia de que Pablo Fendrik formará parte las Funciones Especiales de la Selección Oficial del festival francés con El ardor, su última película, protagonizada por Gael García Bernal.

En la Sesiones Especiales, además de El ardor, también podrán verse Of Men and War (Laurent Bécue-Renard), The Owners (Adilkhan Yerzhanov) y Géronimo (Tony Gatlif). Por otro lado, la Selección Oficial Fuera de Competencia contará con L’Homme qu’on aimait trop (André Téchiné), con Guillaume Canet y Catherine Deneuve, mientras que Un Certain Regard suma a su programación la húngara Fehér Isten (Kornél Mundruczó).

Esto decíamos de la nueva película de Pablo Fendrik en nuestro especial sobre el cine argentino de 2014 (HC 144):

El ardor seguramente será un salto al abismo de una producción más sustanciosa por parte de Pablo Fendrik, notable realizador de films vertiginosos y de presupuesto reducido como El asaltante y La sangre brota. Ahora al amparo de un puñado de estrellas internacionales como Gael García Bernal y Alice Braga, el desafío está en marcha. Situada en el Amazonas, la película presentará el retrato de un joven y solitario chamán que, inmerso en la selva, descubre una plantación de tabaco donde vive un padre con su hija. Allí ve cómo un grupo de deforestadores acosan a la familia hasta asesinar al padre ante los ojos de la joven. Esta es una historia de venganzas en la que se expone “la lucha entre el hombre y la naturaleza en un medio ambiente deslumbrante que cada vez está más destruido por la deforestación”, según dijo Fendrik. Tras cinco años de trabajo, El ardorse propone, según las declaraciones del director, “como una película de alta calidad técnica, que sea al mismo tiempo personal y accesible a un mayor número de espectadores. Una película que tenga aventura y acción, que los personajes te conmuevan y te importe lo que les pasa”. Eduardo D. Benítez