Quiero una cara famosa

Yermén es una tarotista transexual que desea someterse a una reasignación de sexo pero no tiene el dinero para hacerlo, por lo que decide probar suerte en un programa de televisión sobre cirugías plásticas, donde conocerá a una inmigrante que desea operarse para ser igual a Naomi Campbell. Hablamos con Nicolás Videla, uno de los dos directores del estreno Naomi Campbell, no es fácil convertirse en otra persona.

¿Cómo se encontraron con Yermén?

A Yermén la conocí durante la grabación de un cortometraje en que ambos participamos ya hace varios años. Desde entonces que nos volvimos compañeros y familia.

 

¿Cómo fue trabajar entre la ficción y el documental? Hay muchas tomas muy cuidadas, pero también de mucho realismo. ¿Cómo trabajaron con las indicaciones para los actores?

Trabajar en el tránsito de la ficción y el documental no fue difícil, ya que los cortometrajes que hice antes tampoco tenían un género estático ni actores. Todas las escenas se trabajan diferente, algunas con improvisación y otras con diálogos más acabados, pero la búsqueda general va por la naturalidad. Por otro lado, en la fotografía trabajamos con Matías Illánes, quien pudo retratar el realismo a través de imágenes preciosas.

 

¿Tenían un guion?

Sí, teníamos un guion con diálogos en muchas escenas, incluso, pero estos en su mayoría no fueron inventados sino elaborados a partir de las mismas palabras de quienes los enunciarían luego frente a la cámara. Hicimos muchos ejercicios de interacciones entre los distintos personajes, tomamos nota de sus conversaciones y luego eso fue apoyando el guion.

 

¿Cómo es el tema de la diversidad sexual en Chile y de la operación de sexo en particular?

En Chile para operarte te exigen informes médicos que certifiquen la existencia de un trastorno. El patologizante certificado de Disforia de Género. Con eso y con el dinero suficiente te puedes operar, en Chile nada es gratis.

 

¿Cuál fue el recorrido de la película y qué esperan para su estreno?

La película lleva más de un año recorriendo festivales de cine por el mundo y mostrándose en otras instancias más pequeñas. Se presentó por primera vez en el Festival de Cine de Valdivia en el 2013 y luego en CPH:DOX, un festival de género híbrido en Copenhagen. Desde entonces que no ha parado. Ahora en febrero se viene el estreno en salas en Argentina, Uruguay y Colombia, y en marzo se estrena en Chile. Esperamos que con estos estrenos la película pueda llegar a más personas que no son necesariamente las que van a los festivales.

 

¿Los videos que graba Yermén son de su autoría?

En su mayoría fueron grabados por ella mediante un ejercicio de dirección. Le pasamos una cámara casera con la que pudiese volverse también creadora, un espacio más personal lejos de la dirección de escenas. Entonces se puso a grabar su barrio, los perros callejeros. Es un material documental bruto, sus movimientos de cámara, etcétera.