Toy Story

De cómo una de las empresas de juguetes más respetadas del mundo se convirtió en una poderosa usina de contenidos audiovisuales que supo hacer alianzas con las franquicias más importantes y ahora por fin llega a los cines comerciales en 3D, encastrando superhéroes con las voces de grandes actores de Hollywood.

Hace muchos años que Lego dejó de ser simplemente una empresa dedicada a la fabricación de juguetes. Como todo gigante del rubro –en este caso, se trata de la compañía más exitosa después de Mattel–, Lego comprendió que no había manera de crecer sin algún tipo de presencia en los medios electrónicos que trascendiera los límites de la publicidad para convertirse en contenido puro. Por eso, a la par de la fabricación de bloques, ciudades miniatura y pequeños muñecos, la empresa danesa viene invirtiendo desde hace más de una década en una magnífica usina de producciones audiovisuales y videojuegos, de la cual emerge como primer resultado su increíble potencial para unir fuerzas con otras franquicias.

La clave del éxito reside en haberse colocado en una zona bien diferente de la que ocupan otras empresas del mundo del entretenimiento y los juguetes. Si bien se han desarrollado algunos personajes con identidad propia, la carta fuerte de la empresa danesa sigue siendo su inconfundible materialidad, capaz de atravesar con su simpleza décadas de una furiosa evolución tecnológica. Jugar siempre de esta manera, poniendo el aspecto material por sobre los personajes, convirtió a Lego en el socio perfecto para alguna de las licencias más importantes del mundo, lo que generó nuevos negocios y aventuras originales para sus personajes. Y, a la vez, los exclusivos ropajes de Star Wars, El Señor de las Anillos o Batman elevaron el status de la marca Lego hacia una zona de culto a la que muy pocos tienen acceso.

 

Introducción al universo audiovisual de Lego

 

Una de las primeras y no tan recordadas incursiones de la empresa Lego en el mapa audiovisual fue allá por el año 2001, cuando el grupo humorístico Monty Python incluyó en una reedición de lujo en DVD de Monty Python y los caballeros de la mesa cuadrada(estrenada en 1975)un breve corto musical que recreaba una escena de la película con las clásicas piezas del juego. Dos años después de esa primera experiencia, que hoy adquiere tintes míticos, arrancaría la producción sostenida de Lego en el campo audiovisual, siempre manteniendo los altos estándares narrativos y estéticos y las asociaciones con lo más selecto del mundo del entretenimiento.

En 2003 Lego asomó la cabeza con el lanzamiento de Bionicle: Mask of Light, que se constituiría luego en la punta de lanza de una saga. Ese fue el primer desarrollo de personajes originales en la empresa; personajes con una identidad propia capaz de captar el fanatismo de los niños y que se correspondían con una línea de productos disponible en jugueterías de todo el mundo. Con Bionicle…, una suerte de Transformers con algo de biología y componentes mitológicos, Lego produjo cuatro largometrajes que fueron directamente a DVD, para finalmente abandonar la franquicia en 2009 y dar paso a nuevas experiencias audiovisuales. El último DVD lanzado con Bionicle… ya incluía un trailer de la primera aventura de su sucesor, Clutch Powers. Esta saga, que combinaba de manera bastante natural aventuras con comedia, tuvo su primer lanzamiento en 2010. Además, alcanzó tres títulos en apenas dos años, que tuvieron como principal ventana de distribución los cines ubicados dentro de los parques temáticos de Lego de Europa, Estados Unidos y Malasia.

De forma paralela a esta saga, Lego comenzó a vincularse con la televisión, principalmente con la señal Cartoon Network, que le permitió flexibilizar los formatos y correrse por momentos de las exigencias del largometraje. En dicha pantalla se estrenaron el mediometraje Atlantis y la serie Hero Factory, que remitían a líneas de productos Lego con una fuerte presencia en jugueterías. Si bien en estas producciones con personajes originales Lego fue perfeccionando sus técnicas de animación, el gran salto empezó a darlo en las alianzas con otras franquicias de mayor experiencia en el campo audiovisual. Atentos a los tiempos que corren y a la rápida asimilación que los niños tienen de las nuevas tecnologías, la distribución de todos los nuevos materiales empezó a darse mediante una combinación de Internet y televisión.

El menú de alianzas que ha establecido Lego en los últimos años es bastante amplio. A fines de la década pasada, se eligió nuevamente la pantalla de Cartoon Network para el estreno de Lego Indiana Jones and the Raiders of the Lost Bricky, después, deLego Star Wars: The Quest for R2-D2. Estos lanzamientos marcaban la cancha sobre el status de compañero que tendría Lego en su desarrollo audiovisual. Con Star Wars la relación se volvió de lo más fecunda, e incluyó cortometrajes y series para televisión de altísima calidad como Lego: The Yoda Chronicles, estrenada en 2013 una vez más en Cartoon Network.

Otra jugada estratégica en el desarrollo audiovisual de Lego fueron sus alianzas con los personajes clásicos del mundo del cómic de aventuras. Sin demasiada repercusión por este lado del mundo, este año se estrenó en Blu-ray y DVD el film Lego Batman: The Movie, y además se continuó apuntalando la alianza con los personajes de Marvel, todavía más enfocada en los videojuegos que en películas o series. Del mismo modo, la unión de fuerzas de Lego con la saga de El Señor de los Anillos no avanzó más que hacia el terreno de los videojuegos, pero las impactantes imágenes logradas se pueden disfrutar en cientos de cortes que los fans subieron a YouTube.

Con todo este bagaje, mientras las series originales Lego Ninjagoy Lego Legends of Chima sostienen la presencia de contenidos Lego en televisión, la empresa danesa llega por fin a su primer largometraje para cines comerciales con una producción a la altura de su leyenda.

 

Lego, la película

Cine en construcción

 

Con el apoyo todopoderoso de Warner Bros., Lego estrena en 2014 su primera gran película para cines y en 3D. La gran aventura Lego, dirigida por Phil Lord y Chris Miller(creadores de Lluvia de hamburguesas), logra condensar algunos de los valores que Lego ha puesto en pantalla en los últimos diez años: un gran dominio de la técnica de animación aplicada a sus muñecos articulados, un portfolio indestructible de licencias que le permiten incluir a personajes amados por el público, y un gran sentido del humor para reírse un poco de ellos y de sí mismos.

Con un tono de parodia a los grandes relatos de superhéroes, el film cuenta la historia de Emmet, una suerte de maestro mayor de obras que, por una serie de confusiones, termina encabezando una misión para salvar al mundo de las garras de un malvado magnate llamado Lord Business. En su periplo, el improvisado personaje se cruzará con héroes de la talla de Batman, Superman, Linterna Verde, la Mujer Maravilla, las Tortugas Ninja y algunos jugadores de la NBA. Algunos de esos personajes estarán también en el juego que acompañe este lanzamiento.

Como toda superproducción de animación, este film también supo poner detrás de los clásicos muñecos las voces de algunos grandes actores de Hollywood como Morgan Freeman, Liam Neeson, Will Ferrell, Chris Pratt, Will Arnett y Elizabeth Banks. Si bien no son los nombres los que en este caso arrastrarán al público a las salas, las expectativas de taquilla son bien altas. El estreno en Argentina pautado para febrero sabrá unir en los cines a hordas de niños inquietos con amantes de la cultura pop que durante años supieron valorar el humor y el buen gusto que Lego puso en cada una de sus producciones.