Volvió el Cine Gaumont, con presencia de CFK y nuevos anuncios.

Se reinauguró oficialmente el renovado cine de la calle Rivadavia. La presidenta realizó anuncios de nuevos concursos y una nueva Ley que impone que el doblaje de las películas extranjeras en la Argentina deberán ser realizados por actores y locutores locales.

Con un marco de gran entusiasmo, se reinauguró ayer oficialmente el nuevo Cine Gaumont.  El acto, que tuvo como única expositora a la Presidenta, sirvió para anunciar importantes novedades, como el llamado a concurso para contenidos de la TV digital para realizadores de todo el país, para la producción de más de 200 horas de programación.   Se trata de 40 millones de pesos para producir series de programas infantiles, series de ficción, incluso series para las pantallas de los canales de aire, de diversos temas, que convocarán a cientos de escritores, técnicos y actores.  El otro anuncio tiene que ver con la reglamentación de la Ley de Doblaje 23.316, promulgada en 1986, que impone el doblaje de las películas extranjeras en la Argentina, una medida postergada por años y siempre reclamada por las entidades que agrupan tanto a actores como a locutores argentinos.  Es decir que desde ahora tanto películas como videos que se pongan en pantalla o su presentación fragmentada con fines publicitarios, así como las series originalmente no habladas en español y destinadas a su pase por TV, deberán ser dobladas por actores y locutores argentinos.  También en materia teatral se establecerá equiparar a traductores y adaptadores argentinos con montos similares a los derechos de las obras extranjeras que tuviesen a su cargo, una apuesta fuerte también destinada al respaldo a los traductores y escritores argentinos que se dedican a esas tareas. La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, procedió también a la entrega de las certificaciones que permitirán la digitalización de numerosas salas en el país en los próximos meses.  Recibieron dichos certificados, simbolizando las numerosas localidades beneficiadas, el intendente Martín Insaurralde por Lomas de Zamora, el jefe comunal de Morón, Lucas Ghi; y representantes de Puerto de San Julián (Santa Cruz), General Roca (Río Negro) y Concepción (Tucumán).  A continuación, se procedió a descubrir la placa recordatoria de la reinauguración de la histórica sala del Cine Gaumont, en la Plaza de los Dos Congresos, con la presencia de Insaurralde, Juan Cabandié y Daniel Filmus.  Las salas del Gaumont, que se convirtieron en Espacio Incaa en 2004, tienen una concurrencia anual que ronda el millón de espectadores, que ven allí no solamente películas nacionales sino también latinoamericanas y europeas, siendo sede de muestras, y sala donde también programa sus funciones el Cine Club Núcleo.  En 2012, la Legislatura porteña aprobó por unanimidad el proyecto presentado por el diputado Juan Cabandié de "protección estructural", que impidió que el Gaumont, en ese lugar desde principios del siglo XX y cuya última fisonomía data de 1930, se convirtiera en un templo religioso.  La medida permitió además al Incaa la compra de la propiedad, que durante lo que va de 2013 fue sometida a un completo reciclaje, que incluyó el reemplazo de su techo, el que ahora sostiene la antena satelital de Arsat, la actualización técnica, la habilitación de su escenario y camarines, decoración y butacas.